La confianza, clave en la logística colaborativa

Autora: Marina Uceda

Cada vez es más habitual que las compañías establezcan un modelo de logística colaborativa para mejorar su capacidad de lucha contra sus adversarios y conseguir liderar un sector cada vez más global y competitivo.

En este contexto, la confianza entre los diferentes eslabones tiene un peso determinante en el resultado de esta clase de sinergias. Tanto es así, que, según los estudios, sólo dos de cada 10 compañías que pusieron en marcha este proceso colaborativo tuvieron éxito.

La necesidad de compartir datos, rutas y ajustar precios de forma conjunta supone un desafío que pone a prueba la honestidad de todas las partes. Todos tienen que tener presente que el fin es beneficiarse mutuamente, y no de forma individual, entendiendo que la confianza implica un compromiso de aceptación de los métodos del otro.

¿Y por qué confiar? La rentabilidad es el principal impulsor de la logística colaborativa. Externalizar las actividades logísticas ya supone un ahorro del 10%, mientras que, si haces outsourcing colaborativo, el ahorro puede llegar hasta el 20%, e incluso hasta el 25% en una fase más avanzada de la colaboración.

Por tanto, es ventajoso buscar esta clase de sinergias logísticas por razones económicas, pero también tiene otros beneficios añadidos. De hecho, la colaboración suele llevar asociado mejoras también en reducción de costes, reducción de stocks, reducción de las roturas de stock, mejores cálculos sobre oferta y demanda…

Pero recordar, sin confianza y sin estrechas alianzas entre los diferentes compañeros de viaje, la logística colaborativa no cumplirá con su verdadero fin.

Anuncios